UNA LÁGRIMA

Cuando el recuerdo se mezcla con la realidad cotidiana.

 

SINOPSIS

“Una lágrima” es el relato de un encuentro. Intimo, torpe, divertido… Una violonchelista y un payaso. Una acrobacia delicada que nos traslada a un lugar que fue, qué sigue siendo…

Dos personajes que compartirán un trozo de su alma en escena, de manera tan cercana que podremos llegar a tocarlos.

Una invitación a reírse y emocionarse. Un acercamiento al mundo del clown, a la pasión por este oficio, al porqué de haber elegido la risa como forma de vida.

Un espectáculo de la Compañía Alberto Quirós. Interpretado por Itciar Bajo y Mario Muñoz (Duolargo). Escenografiá Ana Trenzamundos. Los vídeos han sido grabados y editados por el maravilloso equipo de La Mina: Luis de Paz - Sonido directo y postproducción. Joaquin Isasi - Fotografía y cámara. Gabriel Molinero - Montaje y cámara.

NOTAS DEL DIRECTOR

Una Lágrima es la última creación de la Compañía. Surge de un interés personal de llevar a cabo una reflexión sobre la muerte y las diferentes maneras que tenemos de recordar distintos momentos, a veces difíciles, para seguir avanzando.

Las primeras ideas aparecen en el transcurso de un curso organizado por el Circo Price de dramaturgias para circo. Siento un deseo grande de incorporar a mi trayectoria (siempre clownesca) el lenguaje circense, de trabajar con artistas de esta disciplina. Sumado a un interés personal de trabajar tan sólo como director, sin actuar al mismo tiempo. En este tiempo, están siempre presentes esta compañía tan bonita que son EL DUOLARGO. Una pareja de profesionales y apasionados del clown, el mimo, la danza y el circo. Pareja profesional y de vida, hacen el complemento perfecto para tratar el tema que me ronda. Hace falta para ella mucha sensibilidad en los intérpretes y mucha conexión entre sí. También mucha entrega. Además, han sido alumnos míos de clown durante varios años, por lo tanto tenemos un lenguaje común y gran confianza. Y mucho amor por los payasos. Nadie mejor que ellos.

La idea es tratar un tema tan profundo y casi tan tabú en la sociedad como la muerte. Y hacerlo desde una visión payasa que caracteriza a la Compañía Alberto Quirós. Un estilo similar al primer montaje, “La Mariposa en La Llama”. Personajes cotidianos, sinceros, muy realistas. Y al mismo tiempo locos, divertidos y tiernos. Combinamos momentos de acciones bien fijadas con escenas abiertas a la improvisación. Mantenemos un contacto directo con el público a lo largo de la obra.

Hablamos de los payasos, de nuestra profesión, del significado de la nariz (a pesar de que no llevamos nariz, excepto en una escena). De la música, del amor, de la importancia del llanto.
La risa está presente todo el rato para tratar situaciones un poco más intensas. Nuestras herramientas son la música (contamos con una trompeta y un violonchelo), los malabares (sombreros y bolas), el texto y las técnicas del clown.

Los comienzos han sido una profunda investigación de situaciones creando así escenas completas en las que hemos llegado a fijar el texto sin necesidad de escribirlo, siendo las palabras auténticas de los actores y manteniendo el contenido que queríamos expresar. Es decir, no hemos partido de un texto escrito pero sí de una idea clara de lo que queríamos expresar y hemos ido en busca de la palabra y creando el guión al mismo tiempo.

Hemos llevado a cabo casi un centenar de improvisaciones diversas para ir seleccionando sólo las que realmente nos acercaban a nuestro objetivo: improvisaciones con nariz, de danza, debates, musicales, de repetición…